La policía de Long Beach arresta al tercer sospechoso de asesinato al disparar la muerte del hombre de Compton a principios de este año

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






El Departamento de Policía de Long Beach (LBPD) anunció el viernes que el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles detuvo a Rodney Willis, de 35 años, en la ciudad de Long Beach.

Willis fue arrestado por sospecha de asesinato y violación de libertad condicional y está detenido sin derecho a fianza, dijo la policía.

Según el LBPD, su orden de arresto fue emitida el 15 de febrero, a principios de este año, en relación con la muerte a tiros del 23 de enero de Maurice Ross, un residente de Compton de 24 años.

Este es el tercer arresto que las autoridades han llevado a cabo en relación con este caso. El 24 de febrero, los detectives del Departamento de Policía de Long Beach localizaron y arrestaron a dos sospechosos: Isaiah James Tucker, de 36 años de San Bernardino y Bryant Colton, de Los Ángeles de 61 años.

Los detectives creen que Willis estuvo involucrado en la muerte a tiros de Ross, junto con Bullard y Tucker. En este momento, los detectives creen que no hay sospechosos adicionales pendientes relacionados con esta investigación, informó el LBPD.

El LBPD dijo que esta investigación aún está en curso.

La noche del tiroteo, aproximadamente a las 10:45 p.m., los agentes fueron enviados a la cuadra 200 de la calle E. Anaheim en relación con una llamada de disparos, dijo la policía.

Cuando los oficiales llegaron, localizaron a la víctima, que luego fue identificada como Ross, en la acera que tenía una herida de bala en la parte superior del torso.

El Departamento de Bomberos de Long Beach respondió y determinó al hombre fallecido en la escena.

En ese momento, la investigación preliminar indicó que la víctima estaba involucrada en un altercado físico con los sospechosos inmediatamente antes del tiroteo, dijo la policía.

La policía agregó que una transeúnte adulta, que no estaba relacionada con la víctima o los sospechosos, también fue alcanzada por disparos y fue tratada en un hospital local por una herida de bala no mortal en la parte inferior del torso.