No más reuniones de más de 50 personas debido a los temores de coronavirus

No+m%C3%A1s+reuniones+de+m%C3%A1s+de+50+personas+debido+a+los+temores+de+coronavirus

Image courtesy Pexels

Las reuniones de más de 50 personas en espacios cerrados o confinados también han sido prohibidas en un esfuerzo por reducir la propagación del coronavirus (COVID-19), según funcionarios de Long Beach City el martes 17 de Marzo.

Este límite se aplica tanto a las reuniones interiores privadas como a las públicas. En las reuniones que no exceden el límite de 50 personas, ahora se requieren precauciones de distanciamiento social. El Oficial de Salud del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Long Beach ordena que todos los eventos y anfitriones estén obligados a mantener a los asistentes a seis pies de distancia cuando estén en el interior, proporcionen instalaciones para lavarse las manos con agua y jabón o desinfectante para manos que contenga al menos un 60% de alcohol, exhiban un letrero prominente en la entrada recordando a las personas que no asistan si se sienten enfermas y sigan cualquier otra recomendación de control de enfermedades contagiosas dada por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Long Beach.

Ya se habían prohibido las reuniones de 250 o más personas tanto en el interior como en el exterior en Long Beach para evitar la propagación del coronavirus.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Long Beach también declaró el cierre obligatorio de bares, clubes nocturnos, cervecerías y bodegas, gimnasios y otras instalaciones de acondicionamiento físico, grandes instalaciones de entretenimiento como cines, boleras y salas de juego.

Los restaurantes, cafeterías y otros establecimientos de servicio de alimentos ahora están limitados a la entrega y solo para llevar.

Estas nuevas reglas entrarán en vigencia a partir de hoy, 17 de marzo, y se espera que continúen hasta el 31 de Marzo o hasta nuevo aviso.

“Es importante seguir al Gobernador Newsom y las guias del estado en lo que respecta a bares, restaurantes, gimnasios y otros negocios”, dijo García en su boletín. “Sabemos que esta es una enorme carga financiera para las pequeñas empresas y los trabajadores, pero estamos en una crisis de salud y necesitamos tomar medidas decisivas”.